sábado, 12 de diciembre de 2009

El Espíritu Santo (Referencias Bíblicas)



ESPÍRITU SANTO: Es la tercera “persona” de la Santísima Trinidad (Mt.28: 19, 2 Cor.13:14):

1. Es una "persona”- Con voluntad, 1 Cor.12:11.
- Con mente, Ro.8:27.
- Con pensamiento, conocimiento y palabras, 1 Cor.2:10-13.
- Con amor, Ro.15:30.
- Se le puede mentir y tentar, Hech. 5:3,4,9.

2- Es Dios, Hech.5:3-4.
- Equiparado con el Padre y el Hijo, Mt.28:19, 2 Cor.:13-14
- Distinto del Padre y del Hijo: Mt. 12:32, Lc.11:13.

3- Inspiró la Biblia y habla por medio de ella, Hch.1:16, 2 Ped.1:21.

4. Actúa en los creyentes:
- Los regenera, les da nueva vida: Jn. 3:3-7, Tit.3:5.
- Los bautiza en el Cuerpo de Cris­to, 1 Cor.12:13, Ro.6:3-4, Ef.4:4-5.
- Los sella, 2 Cor. 1:22, Ef.1:13, 4:30.
- Mora en ellos, Ro.8:9-11, Jn.14:17.
- Los convence de pecado, de justicia y de juicio, Jn. 16:8-11.
- Los conduce a la verdad completa, Jn.16.12-15.
- Intercede por ellos, y les ayuda en la oración, Ro.8:26.
- Reparte dones, 1 Cor.12:14.
- Les hace dar fruto, Ga,5:22-23.
- Los llena de plenitud, Ef.5:18.

5. Actúa en la Iglesia, lo mismo que en los creyentes: La guía, dirige, enseña y vivifica.
En Pentecostés, de Hech.2, marcó el comienzo de una era de plenitud de la Iglesia de Cristo.

Los nombres del Espíritu Santo: La Biblia menciona mas de 3.000 veces al Espíritu Santo, con distintos nombres, que señalan sus muchos atributos, cualidades y funciones.
He aquí algunos:
1- Espíritu de Dios: En el A.T. sólo se le llama "Espíritu Santo" 3 veces: Sal. 51:11, Is. 63:10 y 11.
- Descansa sobre Moisés, Num.11:17,25
- Se posó sobre los 70 que eligió Moi­sés, en el Pentecostés de los Israelitas, Num 1 l: 16-17 y 24-26.
- Se comunica a Josué, Num. 27:18.
- Se apodera de Sansón, Jue.23:25,14:6, y con el Espíritu puede despedazar a un león (14:6), matar a 30 (14:19), romper las cuerdas (15:14s).
- Se apodera de Gedeón (Jue. 6:34), de Otoniel (Jue. 3:10), y Jefté (Jue.11:29).
- De Saul, 1 S.11:6s).
- Viene sobre David, 1 S.16:13, y ha­bla por su boca, 2 S.23:2.
- Reposa sobre Eliseo, que lo había heredado de Elías,2 R.2:9.
- Todo profeta es designado como "hombre de Espíritu", Os.9:7.
- Descansa sobre el Rey Mesiánico y sus colaboradores, Is.11:2, 28:6.
- Es el órgano por medio del cual los profetas comunican al pueblo los avisos de Dios, Zac.7:12, Neh.9:30.
2- "Abogado" y "Paráclito" (el que está siempre junto a ti), Jn.14:16-17.
3-Tu Santificador:
- Te hace reconocer los pecados, Jn. 16:8-9.
- Invita al pecador a venir a Cristo, Ap.22:17.
- Renueva, Tit.3:5, Jn.3:3-6.
- Guía a la verdad completa, Jn.16:13.
- Sostiene, Sal. 1.51:12.
- Comunica el amor, Ro.5:5.
- Te transforma de gloria en gloria, 2 Cor.3:18.
- Ayuda a obedecer, 1 Ped.1:2, 22.

4- Tu Consolador:
- Da gozo, 1Tes.1:6, Ro.14:16, Ga. 3:22.
- Esperanza, Ro.15:3.
- Fortaleza, Hech.2.
- Los 9 frutos- de Ga.5:22-23, Ef.5:9.
- Da a los discípulos "poder" de perdonar pecados, Jn.20:22-23.

5- Tu Iluminador, o Ilustrador:
- Revela las cosas de Dios (1 Cor.2:10­13, y de Cristo, Jn.16:14, 1 Ped.l:ll. - Trae a la memoria las palabras de Jesús, Jn.14:26.
- Revela la verdad completa, Jn.16:12-13.
- Ilumina con los dones de sabiduria, entendimiento, ciencia y consejo, Is.11:2, 1 Cor, i2:8.
- Comunica el amor, Ro.5:3-5.
- Edifica la Iglesia, Hch.9:31.

6- El "agua", símbolo de la vida: Jn.7: 37, 4:14.
Nada puede vivir sin agua, que vitaliza cada célula del cuerpo; lo mismo el Espíritu (Sa1.104:29-30).
- Sale del templo, como una fuente, que se hace ríos (Ez.47, Jn.4:14,7:37).
- Refresca, Is.41:17-18, Sa1.46:5.
- Limpia, Ef.5:26, He6.10:22, Ez.16:9
- Vivifica, Ez.36:26-28.
- Fertiliza, Is. 27:3-6, 44:3-4, Sa1.1:3.
- ¡Y es gratis!, Ap.22:17, Is.55:1.

7- "Viento": Símbolo de la universali­dad (está en todas partes y en todos), de la libertad de acción y del poder:
- Impetuoso, como en Pentecostés de Hch. 2.
- Brisa suave, a Elias, 1 R.19:12.

8- La Paloma: Símbolo de su delicadeza, suavidez, paz, amor, unidad...
- En el Bautismo de Jesús, Mt. 3:16.
- Al principio, el espíritu de Dios ale­teaba sobre las aguas, Ge.1:2.
- Después del Diluvio, Ge.8:8.

9- el Fuego, que purifica, quemando todo lo malo, la porquería del pecado, es el "fuego devorador" de Ex.24:17, Is. 4:4, Lc. 12:49.
- Transforma, llenando de amor, de poder y de valor, en Hch.2 (lenguas de fuego).
- Llamas del amor vivo, que penetra y abraza con gran gozo.
- Fuego que ilumina y da calor, en Ex.13:21, Sa1.74:14.

10- La Sombra, que cobija y quiere llenarnos a nosotros con el mismo Jesús con que llenó a la Virgen María en Lc.1:34-35.

11- El Aceite: Que sana, Is.1:6, Lc.10:34, Ap.3:18.
- Que conforta, Is.61:3, Heb.1:9.
- Que ilumina y da vida; es el aceite de las lámparas de las 10 vírgenes de Mt.25:3-4, Zac.4:2-14.

12- Un Sello, es la marca de Dios, de Ef.1:13, 4:30.
- Que se imprime, 2 Cor.3:18, Job.34:14.
- Que asegura, Ef.1:13, 4:30.
- Que autentiza, Jn.6:27, 2 Cor.1:22.

13- Las Arras, es el "pago inicial",el "down payment", la garantía, lo que se da en prenda, el depósito que se da hasta que se consigue la casa (las arras del matrimonio, prenda de fidelidad): 2 Cor.1:22, 5:5, Ef.1:13-

14- Una Voz:
- Que habla en nosotros, Mt.10:20.
- Que guía, Jn.16:13, Is. 30: 21.
- Que avisa, Heb.3:7-11.

15- Un Don:
- Es el "don de Dios" de Jn.4:10.
- Él es quien reparte los dones o carismas a quien quiere, o como quiere, para el bien común, en 1 Cor.12. Ver "Dones Espirituales" y "Carismas".

En definitiva, el Espíritu Santo es la persona más importante en tu vida y la mía, ahora mismo: Porque el Padre ya nos creó, el Hijo ya nos redimió, y el Espíritu Santo es la persona de Dios que tiene la función de santificarnos, de llenarnos de Jesús, como a la Virgen de Lc.1:34-34, para que, como ella, cantemos las glorias del Padre (Lc.1:46-56). Así lo explica 1 Ped.1:2.

El gran problema es que a muchos cristianos les pasa lo que a los efe­sios de Hech. 19, que
"ni siquiera habían oído hablar del Espíritu Santo".

Tú y yo, pidamos la "promesa del Padre" de Hech.1:4, con la seguridad de que Jesús es quien nos bautiza en fuego y en el Espíritu Santo (Mt.3: 11), y el que nos seguirá "llenando y saturando" del mismo Espíritu, y dándonos su "poder", como en Jn. 20:22­ -23, Hech. 2:1-4 y 5:31

No hay comentarios:

Publicar un comentario