jueves, 17 de diciembre de 2009

Navidad



Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre.

Isaías 9:6 al 7

A todos los que lean este ''post'' les deseo una Feliz Navidad 2009 y que El Amor de Dios llene sus corazones hasta tal punto de sentirse agradecidos por el hecho Admirable de Dios de haber enviado a Su Hijo para mostrarnos el Camino y pagar el Precio de nuestra eterna redención, una misión tan grande que solo puede ser comprendida en su real dimensión solo por medio del Espíritu Santo de Dios.
La Gloria sea para ti Padre Amado en el Nombre de tu Hijo Jesús. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario